¿QUÉ ES EL ESPACIO SCHENGEN?

El espacio Schengen es una zona conformada por 26 naciones europeas que abolieron sus fronteras interiores con otros países miembros para propiciar la libre circulación sin restricción de personas, bienes, servicios y capital.

Gracias al espacio Schengen las fronteras entre estos 26 países europeos solo existen en los mapas.

Estos países han abolido los controles fronterizos en las fronteras comunes, también conocidas como fronteras internas. El espacio se creó en 1985 por el Acuerdo de Schegen y empezó a funcionar en 1995 para suprimir las fronteras comunes entre los países integrantes y establecer controles comunes en las exteriores de esos países. En la práctica, el espacio Schengen funciona en términos migratorios como un solo país, con una política común de visados.

No hay que confundir el espacio Schengen con la Unión Europea (UE), ya que hay Estados miembros de la UE que no forman parte del espacio Schengen, mientras hay otros países que están integrados en el espacio Schengen y no pertenecen a la UE.

Veintidós de los veintiocho estados miembros de la Unión Europea (UE) participan en el espacio Schengen. De los seis miembros de la UE que no forman parte del espacio Schengen, cuatro — Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumania — tienen la obligación legal y desean unirse a la zona, mientras que los otros dos — Islanta y el Reino Unido — mantienen opciones de exclusión. Los cuatro estados miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) — Islandia, Liechtenstein, Noriega y Suiza — han firmado el Acuerdo de Schengen integrándose en el espacio, a pesar de que no pertenecen a la UE. Además, tres microestados europeos — Mónaco, San Marino y la Ciudad del Vaticano — mantienen acuerdos de control de fronteras con países de la UE, formando parte de facto del espacio Schengen.

La libertad de circulación entre países del espacio Schengen, puede suspenderse transitoriamente en circunstancias excepcionales, ​ lo que ya ha sucedido en varias ocasiones. Actualmente, como resultado de la crisis migratoria en curso y los atentados terroristas en París, una serie de países han vuelto a introducir temporalmente los controles en todas o algunas de sus fronteras con otros Estados Schengen. Al 16 de febrero de 2016, Austria, Dinamarca, Francia, Alemania, Noruega y Suecia han impuesto controles en todas o algunas de sus fronteras con otros Estados Schengen.

Los estados miembros del Espacio Schengen son:

1. Austria

2. Bélgica

3. República Checa

4. Dinamarca

5. Estonia

6. Finlandia

7. Francia

8. Alemania

9. Grecia

10. Hungría

11. Islandia

12. Italia

13. Letonia

14. Lituania

15. Luxemburgo

16. Malta

17. Países Bajos

18. Noruega

19. Polonia

20. Portugal

21. Eslovaquia

22. Eslovenia

23. España

24. Suecia

25. Suiza

26. Liechtenstein